Importancia de hábitos y rutinas

Para que un niño se sienta seguro tiene que adquirir hábitos.

Los niños no conocen el orden de las cosas cuando nacen, por lo que los adultos debemos enseñarles a organizar su vida mediante horarios estables asociados a rutinas, es decir, a través de actividades que se hacen todos los días de la misma manera.

Se repiten situaciones que ayudan a que el niño vaya asimilando un esquema interno que convierte su mundo en un lugar predecible y, por lo tanto, seguro.

La alimentación, el sueño e higiene son los primeros hábitos que tienen que aprender los niños. "La rutina diaria es para los niños lo que las paredes son para una casa, les da fronteras y dimensión a la vida. La rutina da una sensación de seguridad".

relojLos hábitos y las rutinas aportan un mecanismo importantísimo de constancia y regularidad y, por eso son fundamentales tanto para la vida familiar como la escolar.

Por eso en la escuela, seguimos unas pautas que no cambian, aunque sean días especiales, el horario de comida, siesta y patio se mantienen., y por ello es importante respetar los horarios de entrada y salida del centro. El poder saber qué es lo que va a pasar, da a los niños una sensación de seguridad que les ayuda en su desarrollo, pues elimina el estrés que provoca la incertidumbre y les deja preparados para desarrollar al máximo sus capacidades.

Cuando se educa a niños en edades tempranas hay que tener presente que se están formando en él las bases de lo que será mañana.